El Síndrome de Rapunzel

Esta curiosa afección, llamada así por el famoso cuento de los hermanos Grimm, tiene en realidad poco que ver con la historia que todos conocemos. Se trata de un tipo de pica, un grupo de trastornos en la conducta alimentaria en el que se ingieren sustancias no nutritivas.

Rapunzel, obviamente no sufría el trastorno al que dio nombre.

Rapunzel, obviamente no sufría el trastorno al que dio nombre.

En el caso concreto del síndrome de Rapunzel lo que el sujeto devora compulsivamente es su propio pelo. En el ámbito académico recibe el nombre de Tricofagia y sorprendentemente se estima que afecta a uno de cada cien individuos.

Existe además un trastorno similar llamado tricotilomanía, consistente en arrancarse (de cuajo, ouch!) el propio pelo. Esta conducta acaba por provocar entre otras muchas cosas, calvicie crónica.

Se trata en realidad de dos trastornos bastante unidos, ya que un tercio de los sujetos que sufren tricotilomanía acaban por sucumbir también a la tricofagia. Por lo general, estas conductas van de la mano de otros trastornos psíquicos tales como la depresión o la ansiedad, incluso encontraréis estudios que los relacionan con el maltrato psicológico.

Este síndrome no sólo es desagradable, si no que tiene graves consecuencias en la salud de quién lo sufre. De hecho algunos síntomas que pueden advertirnos de que alguien lo está sufriendo son: Dolor abdominal, náuseas y mareos, falta de apetito, vómitos y sangrado o perforación intestinal. Una de las consecuencias más curiosas es la formación de tricobezoares, un tipo especial de bezoar formado por pelos (¡Deteneos, no lo busquéis en Google Imágenes!)

Los Bezoares cáculos (minerales) que se forman en el intestino o estómago de un animal o persona. Antiguamente se creía que servían como antídoto contra el envenenamiento y algo de verdad hay en ello pues curiosamente el tricobezoar puede anular algunos efectos del arsénico.

Así que aquella historia en The Sandman era cierta...

Así que aquella historia en The Sandman era cierta…

Los tricobezoares se forman debido a que el pelo no se digiere demasiado bien (que se lo digan si no a los gatos) de forma que este obstruye las paredes del estómago y los intestinos. Este pelo se va acumulando junto a otros materiales hasta que forma una pelota. Es una suerte que hoy en día un rápido examen médico pueda detectar estas dolencias y extraerlas con relativa facilidad con cirugía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s